Las otras regalías de los dirigentes del Sindicato Interempresa de Líder

Liberación de funciones (100%), representantes sindicales en cada local elegidos directamente por la directiva, con fuero y horas de permiso convencionales, banco de casi 3000 horas sindicales para “repartir” entre sus representantes y retiros voluntarios de socios a libre discreción de la directiva son algunos de las regalías que Walmart otorga al Sindicato Interempresa de Líder pero que no otorga a las demás organizaciones sindicales, pese a que la Corte Suprema ya la condenó por dar condiciones más favorables a un sindicato en desmedro del otro.

Acuerdos “no tan colectivos”

Hace algunas semanas se conoció el fallo del Segundo Juzgado de Letras del Trabajo que “validó” los aumentos de sueldo que experimentaron los 11 dirigentes del Sindicato Interempresa de Supermercados Líder, por el traspaso al sueldo base de un “bono corporativo” que la empresa entregada en su condición de dirigente, gracias a lo cual perciben remuneraciones de hasta 1.822.932. Sin embargo, esta no es la única regalía que Walmart otorga a este sindicato para que desarrolle libremente su actividad sindical, en condiciones más ventajosas que las demás organizaciones: Sindicato y Empresa mantienen un acuerdo “preferencial” paralelo que permite a los dirigentes “fidelizar” a sus socios y les garantiza  el control total de la organización.

1.- Liberación de funciones: el acuerdo otorga a los 11 dirigentes del Sindicato Interempresa 100% de permiso sindical, esto es, están autorizados a no presentarse a trabajar en todo el mes, sin experimentar perjuicio económico alguno, pues se considera como efectivamente trabajado para todos los efectos legales y contractuales a que pueda haber lugar, siendo las remuneraciones, beneficios y cotizaciones de seguridad social de costo y cargo de Walmart. Hasta ahí ninguna diferencia con muchas empresas que liberan de funciones a sus dirigentes. El problema, no obstante, es que su renta ya está abultada por los “bonos corporativos” que fueron incorporados a sus sueldos base (originalmente se comenzaron a pagar en compensación del descuento de remuneraciones por permiso sindical). De este modo, al no descontar los permisos y al pagar un bono corporativo por no trabajar, se produce así un verdadero doble pago, lo cual explica –como se acreditó en el fallo- por qué estos 11 dirigentes tienen una remuneración abultada ($856.000 el que menos gana). Así las cosas, en Walmart, trabajar como dirigente del Sindicato Interempresa es mucho más lucrativo que hacerlo como cajero, reponedor, vendedor o guardia.

2.- “Representantes”, no “delegados.- El Código del Trabajo otorga a los sindicatos interempresa la posibilidad de elegir delegados sindicales en cada sucursal (N° depende de cantidad de socios en el establecimiento), con derecho a fuero y permiso sindical, para lo cual se requiere de un mecanismo democrático mínimo: realizar una elección, con lo cual los delegados son legitimados por sus bases. No obstante, el acuerdo preferencial pactado con Walmart dispone algo distinto: la empresa reconoce al Sindicato Interempresa “un representante” por cada supermercado, con derecho a 8 horas de permiso sindical pero sin fuero (pueden ser despedidos sin necesidad de autorización judicial). Además, la calidad de “representante” ante la empresa se adquiere por el solo hecho que la directiva del Sindicato le comunique el nombre del trabajador, y se mantendrá vigente por el período que determine el “Sindicato”.  De este modo, ambas partes se protegen: Walmart permite que su Sindicato Interempresa tenga “representantes” en todos sus supermercados, pero tan solo uno y sin derecho a fuero, y el segundo logra la completa fidelización de sus “representantes” y que éstos sean funcionales a sus intereses, pues se mantienen en sus cargos solo en la medida que cuenten con la confianza de la directiva, evitando de este modo el surgimiento de liderazgos fuertes en los locales (lo cual generó el desmembramiento del Sindicato y permitió la conformación de decenas de sindicatos base autónomos).

3.- Banco de horas.- El acuerdo preferencial contempla también que la empresa otorgue a su Sindicato Interempresa 2.950 horas mensuales pagadas al “Sindicato” con el objetivo que este último las distribuya entre sus delegados y representantes de acuerdo a las prioridades de su gestión sindicales. El fondo es administrado por el propio Sindicato el que solo debe informar a la empresa la programación y distribución de las horas. Para ponerlo en contexto, 2950 horas equivalen a 16,4 trabajadores con jornada de 45 horas dedicados 100% a la actividad sindical (sin contar con las 32 horas de permiso sindical con que mensualmente cuenta cada “representante”). Sumado a los 11 directores del Sindicato que tienen licencia completa, éste podría contar con un mínimo de 27 “dirigentes sindicales” liberados de sus funciones. Es decir, una verdadera “cuadrilla” de dirigentes financiados por la empresa para dedicarse a la actividad sindical.

4.- Encuentros anuales.- Adicional a lo anterior, Walmart le garantiza a su Sindicato Interempresa que, al menos dos veces al año, pueda reunirse con todos sus “representantes” durante 3 días con derecho a percibir remuneración íntegra. Esto es fundamental para poder reunir y agasajar adecuadamente a sus “representantes” en su Encuentro Nacional de Delegados y Representantes cuya inauguración está programada para este martes 25 en el Círculo Español y continúa los días 26 y 7 con debates balneario El Tabo para lo cual Se recomienda llevar útiles de aseo, ropa sport y toalla (se realizarán actividades recreativas.), tal como reza la invitación.

El acuerdo preferente también contempla otras materias, como planes de retiro voluntario para los socios, pago de cuotas sindicales y renuncia al Contrato Colectivo por parte de Jefes que sean socios de los sindicatos.

El Monopolio Sindical continúa

Si bien es cierto que cada vez es más común que muchos acuerdos empresa-sindicato no queden reflejados en los instrumentos colectivos, sino en Protocolos, Acuerdos, Compromisos y otros pactos similares que se escritura por separado, lo que llama la atención en este caso es la contumacia de una empresa en continuar dando a una organización un “trato preferente” por sobre las demás, luego de haber sido condenada por prácticas antisindicales precisamente por obstruir la actividad sindical propia de los otros sindicatos, impidiéndoles o dificultando el acceso y la celebración de reuniones, y (en) actos de injerencia, en la medida en que dio un tratamiento preferencial al sindicato interempresa denunciado a fin de controlar la actividad sindical en su beneficio.Los Tribunales perentoriamente le ordenaron que “cese de favorecer con sus conductas a la organización sindical denunciada y de promover con ello, el monopolio sindical”, lo cual al parecer no ha ocurrido.

VEA ACUERDO PREFERENTE WALMART – SINDICATO INTEREMPRESA LIDER

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *